Galería de las artes, abierta a todas las disciplinas y tendencias

 

 

ÁNGELES IZQUIERDO

 

 


Momentos lúcidos

Vida

Los árboles de un verde profundo, mecen mi respiración,

escucho el latir de mi corazón en mis oídos.

Por fin comprendo la secreta necesidad de la existencia,

una idea ansiada y escurridiza que se desliza en el entramado de los pensamientos,

de una simplicidad o complejidad según se mire inusitadas.

Por fin aprehendo la completitud de lo intangible, al ser definido.

En estos momentos mis ojos son como ventanas al infinito,

que objetivan su complejidad simplificándola en un devenir.

 

Identidad

Cada pensamiento es único e irrepetible,

cada punto de mira varía con cada instante.

En el lago de la vida, se mezclan, cruzan y entrelazan creando una suerte de unidad.

Una pretendida identidad apenas perfilada,

tan voluble como los contornos de una nube a expensas del viento.

Toda convicción resulta discutible,

no existe tan solo una verdad absoluta fuera del tiempo.

Somos tan solo seres temporales atados al pasado y al futuro,

con una gran imaginación capaz de saltar algunas barreras.



Música

me parece al escuchar un susurro en mi cerebro que todas las melodías perfectas y hermosas estuvieran ya escritas.

Me parece al escucharlas que el engranaje del mundo estuviera completo.

Mas la música es lo que debería ser y no lo que es y al terminar de escuchar despierto.


 
Mar

Mar impetuoso, golpea las rocas en un intento de alcanzarlas.

Mar sin fronteras, paisaje donde el mar besa el horizonte.

Mar eterno, inamovible desde el comienzo de los tiempos.

Mar de sensaciones de contraste.

No hay furia sin calma, tras la tormenta: la paz.

Guerrero antiguo lucha tras lucha moldeas la tierra.

Al igual que tu carácter , tus ojos del color del cielo, inmensos, abarcan todo.

Ves día tras día como todo cambia, inquieto, expectante, tu fuerza nunca dominada ya no domina.